Todas las actuaciones en nuestra clínica se guían por el espíritu conservador de las estructuras estomatológicas del paciente y de la realización de una intervención mínima, poniendo para ello siempre al paciente por delante del cliente.