Voluntad de satisfacer al paciente. El futuro de nuestra organización estará determinado por la calidad de nuestra respuesta a las necesidades del paciente, así como por la cualificación e implicación de nuestros empleados