Endodoncia

Los tratamientos a realizar en dientes con caries profundas, van a depender del grado de afectación de la pulpa o “nervio”.

  • Protección pulpar (afectación reversible de la pulpa). Se aplica una medicación sobre una fina capa de dentina que recubre la pulpa.
  • Recubrimiento pulpar (afectación reversible de la pulpa). Se aplica una medicación directamente sobre la pulpa.
  • Pulpotomía (afectación irreversible de la pulpa). Se extirpa la pulpa inflamada más superficial y, tras la desinfección del muñón pulpar, se aplica una medicación. En los dientes temporales se trata de un tratamiento definitivo que, normalmente, asegura la supervivencia del diente hasta su sustitución por un diente permanente. En los dientes definitivos, suele emplearse este tratamiento como solución temporal para prevenir o eliminar el dolor ocasionado por la pulpitis.
  • Pulpectomía o endodoncia (afectación irreversible de la pulpa). Consiste en la instrumentación y desinfección del sistema de conductos presentes en las raíces de los dientes. Posteriormente se realiza un sellado tridimensional del espacio previamente tratado. La finalidad del tratamiento endodóntico es poder conservar funcionalmente un diente cuya pulpa está irreversiblemente dañada, que de otro modo, debería ser extraído para eliminar el dolor y/o la infección del diente, del hueso y de los tejidos perirradiculares.